Artículo de Opinión

¿Justicia Independiente o sujeta al humor de mayorías circunstanciales y al poder de turno?

Por: Lic. Luis Parodi

     Pte. Junta de Gobierno Unión por Todos Vicente López

Secretario de RRII de Unión por Todos Provincia de Buenos Aires

 

La Argentina ya no da para el asombro -el tinte populista/cesarista de la Presidente es definitivo- pero si para una enorme preocupación acerca de nuestro futuro como sociedad, como país, como proyecto colectivo que no fue y que no será, si no cambiamos en serio en la dirección en la que van, por ejemplo, países de Latinoamérica como Brasil, Chile, Uruguay, Perú o Colombia.

En esos países y todavía en la Argentina, aunque muy deteriorado, existe el concepto consagrado en sus constituciones de poder limitado o división republicana de poderes.

Pretender avanzar, como quiere la Presidente, sobre la elección directa o por el voto popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura, es dejar el nombramiento de los jueces en las manos de personas que respondan a los partidos políticos y a su líder de turno y no a la Constitución. En vez de “democratizar la justicia” lo que se lograría es avasallarla y sacrificarla en el altar del poder total e ilimitado de una mayoría circunstancial.

La independencia de poderes y una justicia libre, técnica e independiente, es para los populismos cesaristas la última barrera a destruir para llegar a detentar un poder, ilimitado, total, bestialmente obsceno en su concepción de dominación de las minorías y de los derechos individuales y de propiedad.

La Presidente se equivoca en su soberbia cuando le propone a la sociedad este eje de acción para un año de trabajo en donde no habló de cómo moderar la inflación, volver al mercado internacional de crédito, mejorar la seguridad, o sobre qué ejes estratégicos la Argentina aumentará sus exportaciones y su comercio internacional, verdadera prueba de si somos competitivos o no en el contexto mundial y fundamental para crear empleo sostenible por fuera del sector público. Ni que hablar del aislamiento internacional de la Argentina al ser socio de estados como Venezuela o Irán.

Hace ya muchos años toda la Argentina aceptó la legitimidad de esa maquinaria electoral que es el PJ en cualquiera de sus vertientes.

Para los que no somos parte del PJ el desafío es constituir  un poder político alternativo capaz de gobernar y garantizar la rotación en el poder a los millones de argentinos que quieren vivir en un país normal, poder formar una familia, tener trabajo y una vivienda.

Podemos lograr esto con el PJ. Es indispensable que así sea.  El PJ debe aggiornarse y aceptar que el populismo cesarista que avasalla minorías, derechos individuales y de propiedad no es la senda adecuada para el progreso de todos los argentinos. El PJ tiene que aceptar el concepto de República y de poder limitado para progresar en sus propuestas.

Los peronistas y los no peronistas, en definitiva todos los argentinos, necesitamos que el PJ, en vez de Cristina Kirchner, tenga un líder inspirado en el Mandela que terminó con el apartheid en Sudáfrica.

A esta altura de nuestra historia de los últimos 80 años tenemos que aprender que repitiendo los mismos errores en forma cíclica vamos a seguir involucionando como sociedad en el concierto de las naciones.

En Unión por Todos estamos convencidos que cambiar es posible. Solo hay que querer y actuar en consecuencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: